martes, 21 de julio de 2009

Y si, fuí feliz.

Y me recosté sobre el verde y "Pinchoso" pasto. Y levanté mi mirada al cielo, buscando hallar algo nunca antes encontrado. No tenía un punto fijo, no tenía la vista centrada en "Algo particular".
Sólo veía celeste. Celeste aquí, celeste allá, y un sol brillante sobre mi izquierda.
Y los pájaros cantaron sin cesar. Y risas de fondo. Risas de mis amigos.

Y si, fuí feliz.

Y ya el sol se había ido. El pasto seguía siendo verde. Pero ahora estaba húmedo. La noche tocaba la puerta, la brisa me abrazaba suavemente, y yo me sentaba. Y un amigo esbozó notas desde su guitarra. Y mi oído se deleitó, una vez más, junto a la risa de mis amigos.

Y si, fuí feliz.

3 comentarios: